Solucionar la ansiedad por separación en perros

Ansiedad por separación en perros

La mayoría de las personas, cuando deciden que una mascota va a empezar a convivir bajo el mismo techo con ellos y con su familia, cometen el error de solo pensar en lo positivo que ello supone. Sin embargo hay otros aspectos difíciles de resolver que no se tienen tan en cuenta y que, quizás, sería importante valorar antes de tomar esta decisión. Entre otros (como disponer del tiempo necesario que dedicarle) me refiero principalmente a los problemas de salud mental en los perros. Los más comunes son el estrés, la ansiedad y las fobias. Hoy os quiero hablar de uno de ellos. Probablemente sea el que mayor índice de consultas presenta: la ansiedad por separación en perros.

 

¿Que es la ansiedad por separación en perros y que problemas presenta?

La ansiedad por separación es un trastorno grave y que se presenta muy habitualmente. Implica cambios en la calidad de vida del perro, provocando inquietud, inseguridad, nerviosismo e inestabilidad emocional entre otros problemas. La reacción natural de los perros ante la ansiedad por separación es alterar su comportamiento, apareciendo estados de miedos, falta de autocontrol e incluso de agresividad.

Este estado emocional anómalo se presenta de forma progresiva cuando el perro se va quedando solo en casa durante uno o varios días. En situaciones más raras, el estrés por ansiedad en el perro puede aparecer incluso al perder de vista a las personas con las que está acostumbrado a convivir o a pasar el tiempo.

Si no se erradica en las primeras fases o no se pone en manos de un profesional, no solo el bienestar del animal está en riesgo, sino también el familiar. Tanto es así que se estima que la ansiedad por separación es uno de los principales factores de abandono de perros en nuestro país.

 

Principales síntomas de la ansiedad por separación en perros

La naturaleza de los perros hace que, ante un cuadro de ansiedad, el propio cánido trate de buscar una forma de liberarse de la presión mental y los miedos. Esta búsqueda acaba con comportamientos inadecuados como:

  • Comportamientos destructivos: En su búsqueda de una salida a una situación que no le es agradable, el perro puede romper cualquier cosa que esté a su alcance. Muebles, puertas, ropa, elementos decorativos, vegetación….
  • Evacuaciones inadecuadas: El perro hace sus necesidades en lugares no aceptables. Comúnmente en el interior de la vivienda, a pesar de estar adiestrado para que las haga fuera y no haya querido durante su paseo. También puede darse el caso de que, después de estas evacuaciones, se coma sus propios excrementos.
  • Solicitud de atención continua y exagerada: A través de ladrar más de lo habitual, gemidos y aullidos o con aspectos fisiológicos como temblores o exceso de salivación y/o sudoración.
  • Tensión constante: El perro muestra un estado de alerta permanente, con el cuerpo en tensión y comportamientos repetitivos.
  • Lamidos excesivos: Bien a sí mismo o a cualquier persona u objeto. Tal puede ser la insistencia que cabe la posibilidad de incluso llegar a provocarse heridas.
  • Otras conductas y problemas asociados: Diarreas, vómitos, apatía, agresividad…

 

ansiedad por separación en perros

 

¿Cuales son las causas?

Los perros, como cualquier otro animal social, tienen en el grupo a un factor de supervivencia absolutamente necesario. La ausencia de un grupo que le proteja les supone un riesgo para su seguridad, aunque este riesgo realmente no exista por encontrarse en casa y a salvo.

Esto sucede durante toda la vida del perro, pero es especialmente importante en sus etapas de cachorro y juventud o adolescencia. A medida que va creciendo, con una educación adecuada, la tolerancia a la separación aumenta, ganando en capacidad de independencia.

En algunos casos, como por ejemplo sucede con los perros que han sido abandonados en algún momento de sus vidas o que han sufrido maltrato, la ansiedad por separación vuelve de forma abrupta, haciéndose muy difícil de eliminar. En este tipo de situaciones, el trabajo constante y conjunto con un especialista, es del todo necesario e imprescindible.

Además los problemas para socializar con otros perros o personas, el pasar muchas horas solo, el aburrimiento, la falta de actividad y de paseos, cambios en el entorno, los ruidos que le provoquen miedo, la excesiva dependencia del guía, el destete precoz o incluso ciertos factores hereditarios son otras de las muchas causas de aparición de la tendencia hacia la ansiedad.

 

Combatir la ansiedad por separación

Aquí tengo que recalcar una vez más la importancia de la intervención de un educador canino experto que pueda valorar el estado del perro y establecer unas pautas de trabajo adecuadas para hacerle mejorar. Su estimulación tanto física como mental se vuelve fundamental, así como las terapias de modificación de conducta.

A partir de ahí, la herramienta más útil para evitar la aparición de la ansiedad por separación en el perro, o para que esta no se agrave si se presentan los primeros síntomas, será evitar que se quede muchas horas solo. Si no hay separación, es mucho más difícil que aparezca esta ansiedad. Esto, a veces, no es posible, ya sea por temas laborales o familiares. Cuando no sea inevitable el dejarle solo, deberá quedarse con algún objeto que pueda servirle de compañía: algún juguete apropiado, un peluche, algún objeto que le guste y no suponga ningún riesgo, etc.

Otro método para evitar o combatir tendencias de ansiedad es el establecimiento de ciertas rutinas fijas para su bienestar. Tener un horario fijo para salidas a pasear, juegos y sus comidas ayudarán a que el perro se desarrolle convenientemente. Él sabrá que actividad corresponde a cada momento, por lo que estará dispuesto a realizarla adecuadamente. Esto reducirá sus índices de estrés y ansiedad.

 

¿Quieres saber más sobre la ansiedad por separación?

Si consideras que tu perro puede estar aquejado de ansiedad por separación y necesitas ayuda profesional, puedes utilizar la sección de contacto para consultar lo que necesites. Estaré a tu disposición para ayudarte a que tu mejor amigo vuelva a un estado mental normalizado y a vivir feliz.

Además, si tu perro no tiene ningún síntoma de ansiedad, pero quieres estar prevenido para que no le ocurra o para saber actuar y detectar los primeros indicios de ansiedad por separación en perros, te recomiendo mi Taller Contra el Estrés y la Ansiedad, donde abordo todo este tema de forma minuciosa y te enseño todo lo que debes saber para prevenirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *