educar a un cachorro correctamente

Cómo educar a un cachorro de forma correcta

La llegada de un cachorro a un hogar normalmente suele ser un motivo de alegría. Y no solo para los más pequeños de la casa, también para los mayores. Todos suelen recibirlo como un miembro más de la familia. Y como tal, se contraen una serie de deberes y obligaciones con él. El primero, igual que pasaría si de algún niño se tratara, es quererle, cuidarle y educarle correctamente. Por este motivo, hoy te ofrezco unas pautas que te servirán de guía básica a la hora de saber cómo educar a un cachorro.

Antes de entrar en materia, has de tener en cuenta que la educación de un cachorro no es algo que, ni mucho menos, pueda considerarse fácil. Hacerlo correctamente requiere muchas dosis de paciencia, constancia, dedicación y trabajo en equipo. Aunque cada cachorro es único y aprenderá de una forma distinta, hay ciertas normas generales que se pueden aplicar como pasos básicos. Pero para profundizar en la educación y adiestramiento de tu cachorro deberías pensar en utilizar como guía a un experto educador canino.

 

Consideraciones antes de adoptar a un cachorro

Con la adopción de una mascota, ya sea un perro o cualquier otro animal de compañía, se adquiere un compromiso muy especial, pues nos tendremos que hacer cargo de situaciones y obligaciones que hasta entonces no tse tenían. Especialmente si se trata de la primera vez que se comparte vida y espacio con una mascota. Para saber si estamos preparados para ello, antes de ponernos en marcha con la adopción, tendríamos que plantearnos si podemos permitirnos dedicarle el tiempo y los recursos necesarios para que sea y tenga una vida feliz.

Su educación va a ser muy importante para lograr una convivencia basada en el respeto mutuo. En el trabajo educativo entrarán los paseos a diario, los juegos, las actividades de estimulación mental y sensorial, etc. Pero también existirán otras obligaciones, como los recursos económicos que necesitará su alimentación, salud y bienestar, por ejemplo, que hay que considerar necesariamente. Si crees que puedes tener alguna dificultad, aunque sea puntual, para ocuparte de cualquiera de estos aspectos, deberías plantearte seriamente su acogida.

 

¿Por qué es tan importante educar a un cachorro?

Hay un refrán que dice que nadie nace sabiendo. Esto es aplicable de igual manera para los humanos, los perros o cualquier otro animal inteligente. El cachorro, al nacer, llega a un mundo completamente desconocido para él. Su instinto le permitirá sobrevivir en los primeros días de vida junto a su madre, pero una vez sea el momento del destete y de ser acogido por una familia, llegará a un lugar que no reconoce y con unas personas que nunca ha visto. Desde ese primer momento, es necesario enseñarle que es todo aquello que le rodea.

Por suerte, cuando un perro es cachorro, es el momento de su vida en que mas fácil le resulta aprender y adaptarse a las nuevas situaciones. Un cachorro, al igual que un niño, es una esponja a la hora de absorber conocimientos y hay que aprovechar este momento para asentar las bases de una educación que le hará ser feliz el resto de su vida. En la fase de cachorro, el perro aprenderá a:

  • Diferenciar lo que está bien o mal
  • Autocontrol
  • A socializar con su entorno
  • Conductas básicas de higiene
  • Afrontar situaciones de miedo o fobias

 

Primeros pasos para educar a un cachorro.

Como he mencionado anteriormente, el proceso para educar a un cachorro debe comenzar en el mismo momento en el que llega a casa. Habrá que tener en cuenta que en ese preciso instante, el perro estará inseguro, nervioso y asustado por llegar a un lugar desconocido. Es muy importante trasmitirle confianza y tranquilidad durante los primeros días, pero sin excederse con las caricias. Si todo va con normalidad, él, poco a poco, irá ganando en autoconfianza y pronto empezará a juguetear y a socializar con su nueva familia.

A partir de ahí comenzará el trabajo junto a él. Y digo junto a él porque antes, tú, como guía, ya deberías haber empezado a formarte con vistas a la primera toma de contacto. Deberás ayudar al perro en lo que sea necesario para que reconozca su entorno. Su olfato va a realizar una función muy importante durante este periodo de adaptación. Tendrás que facilitarle el poder oler todo lo que hay cerca de él y a todas las personas con las que va a interactuar. También, si se da la situación, a otros perros u distintas mascotas con las que vaya a compartir hogar. Pero en este caso, es importante comenzar siempre los encuentros y primeros contactos fuera del espacio habitual del otro perro, para que no tenga la sensación de “ser invadido” por un cachorro que para él es desconocido y que no forma parte del grupo familiar.

Sé paciente durante estos primeros días. Aún no controlará sus deposiciones y las hará en cualquier lugar de la casa. Además, es algo normal que sea travieso y pueda romper alguna que otra cosa, sobre todo objetos pequeños que pueda mover o mordisquear. Tu cachorro siempre debe recibir de ti una actitud positiva, transmitiéndole calma y, sobre todo, seguridad. Es la manera más eficaz de construir un vínculo fuerte entre vosotros. Ten mucho cuidado con los gritos, riñas y otras situaciones que puedan causarle miedo durante este periodo.

 

como educar un cachorro

 

Socializando al cachorro

La socialización es el primer objetivo básico a alcanzar con el cachorro. Este proceso es vital para que el perro desarrolle su personalidad y que, en el futuro, sepa comportarse en cualquier situación. Requerirá muchas semanas de esfuerzo constante, pero los resultados merecerán la pena sin duda.

Cuando te hablo de socialización me refiero a que el cachorro debe aprender a interactuar con su entorno. A relacionarse con el resto de personas y perros que habrá allá por donde pasee o donde juegue a diario. También a normalizar a los ruidos de vehículos, tormentas y, en general, todo lo que puede suponerle miedo. En definitiva, a habituarse a lo que será su día a día sin que ello suponga ningún problema.

Para conseguir esto hay que ser muy constante y regular. Tener una planificación adecuada, con tiempos fijos para las actividades, ayudará a que se acostumbre a socializar de una forma distendida. También se ha de ser progresivo e ir introduciendo poco a poco los elementos. Exponerle a todo de golpe puede suponer una experiencia traumática y negativa para su educación.

 

Objetivos a conseguir al educar a un cachorro

Si nos enfocamos en objetivos y acciones concretas a conseguir con la educación del cachorro, las primeras que se trabajarán serán:

  • Hacer sus necesidades en el lugar adecuado, tanto dentro como fuera de casa.
  • Acudir a la llamada.
  • Educarle para poder quedarse solo en intervalos cortos de tiempo.
  • Pasear de una forma ordenada.
  • Aprender a no morder.

Para lograr estos objetivos se utilizará el principal método que existe para el trabajo con cachorros: el juego. Se trata de realizar distintas actividades, divertidas para el perro, pero con las que, a su vez, adquirirá conocimientos y pautas de comportamiento. Cuando el perro siga un comportamiento adecuado, se valorará su actitud con un premio, mientras que si no lo es, no habrá premio y volverá a intentarse.

Si quieres aprender actividades específicas para cada comportamiento, te recomiendo que te inscribas en mi Curso para Cachorros, donde además de ampliar todos estos conocimientos teóricos, aprenderás experimentando casos prácticos reales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *