¿Te has encontrado un perro abandonado?

La llegada de las vacaciones, las mascotas regaladas en Navidad y la suma de animales durante la pandemia hacen del verano un momento crítico en cuanto al abandono animal.

 

Los datos sobre el abandono de perros en España son muy elevados
Esta es una realidad que preocupa día a día y que, lamentablemente, se incrementa a raíz de adopciones que se han efectuado durante los meses de confinamiento para evitar la soledad, como regalos de Navidad y, como si fuera poco, por las vacaciones, ya que muchas personas deciden abandonar a sus animales por no buscar con quién dejarlos en el período estival o contar con ellos en sus planes estivales.

Las adopciones masivas comienzan a mostrar su otra cara y se refleja en la cantidad de animales que podemos ver sueltos en la calle
En este tipo de casos, el animal acostumbra a deambular suelto, sin disponer de ninguna placa identificativa, collar o correa.

Pero puede ocurrir, también, que tenga algún tipo de identificación. Si es el caso, es probable que se haya escapado o esté perdido.

Si el animal deja que te acerques, intenta sujetarlo, llamar al teléfono que aparezca en su chapa identificativa y, si no lleva ninguna, acudir al veterinario para que pueda escanear y comprobar a qué propietario corresponde su microchip.

Si el veterinario determina la ausencia de microchip, la única alternativa antes de tomar ninguna decisión pasará por preguntar a la policía municipal, a los vecinos de la zona, avisar a la protectora local, y colgar carteles alertando de la desaparición del perro en las cercanías del lugar en el que lo has encontrado.

Tanto si ha sufrido un abandono como si se ha extraviado, hay algunos pasos que se recomiendan seguir para poder garantizar el bienestar del animal:

1. Lo primero a lo que te tendrás que enfrentar es al hecho de cogerlo. Cualquier perro, ya sea que esté perdido o abandonado, suele mostrar desconfianza y miedo cuando se le intenta acercar un extraño, y es posible que salga corriendo con el riesgo que ello conlleva.

Si se trata de un perro abandonado o que puede haber estado sometido a maltrato u otros traumatismos, su reacción puede ser incluso agresiva.

2. Intenta ofrecerle alimento y agua para que se acerque. Si lleva horas en la calle, estará hambriento y tendrá sed.

3. Contacta con un experto (veterinario, protectora, policía local, etc), y solicita asesoramiento si consideras que necesitas ayuda para cogerlo.

4. Una vez que el perro esté en tus manos, el veterinario confirme que no tiene microchip, y transcurridas un tiempo prudencial sin que haya sido reclamado por ningún propietario, podrías considerar la posibilidad de adoptarlo y ofrecerle un hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *